Evangelio Pentecostal




Que la Bibia es la Palabra inspirada e infalible de Dios (2 Timoteo 3:16).

Que hay un Dios, eternamente existente en tres personas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo (Deuteronomio 6:4; Mateo 28:19).

En la deidad de nuestro Señor Jesucristo, en su nacimiento virginal, en su vida sin pecado, en sus milagros, en su muerte vicaria y expiatoria, en su resurreción corporal, en su ascensión a la diestra del Padre, en su regreso futuro a la tierra en poder y gloria para gobernar por mil años (Juan 1:1).

En la bendita esperanza del arrebatamiento de la iglesia en la segunda venida de Cristo (Tito 2:13).

Que el único medio de ser limpio del pecado es mediante el arrepentimiento y la fe en la preciosa sangre de Cristo (Juan 14:6).

Que la regeneración por medio del Espíritu Santo es absolutamente esencial para la salvación personal (Tito 3:5).

En el bautismo en agua por inmersión (Mateo 28:19).

Que la obra redentora de Cristo en la Cruz hace provisión para la sanidad del cuerpo humano como respuesta a la oración de fe (1 Pedro 2:24).

Que el bautismo en el Espíritu Santo, según Hechos 2:4, se da a los creyentes que lo piden.

En el poder santificador del Espíritu Santo que capacita al creyente para vivir una vida santa (Gálatas 5:16-25).

En la resurreción de los salvados y de los perdidos, los primeros para vida eterna y los últimos para condenación eterna
(Apocalipsis 20:11-15).

 



  © 2015 Concilio General de las Asambleas de Dios.
  1445 N Boonville Ave Springfield, MO 65802
           Todos los derechos reservados.